En GyA Studio aplicamos un metodo de trabajo claro y bien estructurado, que nos permite controlar al 100% el estado del proyecto, consiguiendo una fluida comunicación con nuestros clientes, que pueden seguir en todo momento el desarrollo del mismo.

Así trabajamos:


Previa solicitud formal por parte del cliente y tras las las directrices especificadas por el mismo, se procede a la entrega del documento o presupuesto. En ocasiones, dada la complejidad de algunos proyectos, es conveniente la realización de una reunión formal, en la que exponer todos los detalles que el cliente desea ejecutar en su proyecto.

El presupuesto para el proyecto debe ser aprobado de forma formal por parte del cliente, cumpliendo en todo momento las condiciones impuestas en el mismo.

Dicho documento deberá ser firmado por ambas entidades y constará como prueba y compromiso serio de ejecución del proyecto.

Tras la aprobación formal del presupuesto por parte del cliente, y tras una reunión presencial en la que se matizan los detalles del proyecto, se desarrolla un exhaustivo proceso de Estudio, en el que se reflejan todos los conceptos y reseñas marcados por el cliente.

Este proceso marca el rumbo, contenido y estructura del proyecto, por lo que el cliente deberá tener muy claros todos los detalles en cuanto a contenido y forma de mostrarlo, pues una vez cerrado, los cambios repentinos sugeridos por el cliente y no reflejados, deberán ser estudiados a parte, repercutiendo un coste adicional en el presupuesto inicial.

Realizamos el Diseño de la nueva imagen de su proyecto, bien sea un Logotipo, una Identidad Corporativa o una Aplicación Web, siempre sobre papel y soporte digital, plasmando en los bocetos iniciales o propuestas, las ideas extraídas del estudio previo realizado.

El cliente seguirá todo el proceso de diseño mediante las diferentes comunicaciones que se establecerán con el mismo, disponiendo en todo momento de un enlace que le permitirá seguir el proceso, facilitándose la comunicación entre ambas entidades.

Finalmente una vez seleccionada la propuesta más acorde al proyecto o imagen que se desea proyectar, se realizarán los cambios o retoques finales necesarios para que tanto el producto, como los servicios o la imagen de la Empresa quede consolidada

De esta forma podemos ofrecer al cliente una visión general y realista de cual será la imagen final de su proyecto, sin sorpresas de última hora.

Un diseño cerrado y aprobado no sufrirá alteraciones repentinas. De esta forma recomendamos al cliente que proponga en su fase inicial todas las ideas y no improvise sobre la marcha, pues esto podría suponer un coste adicional sobre el desarrollo del diseño para el proyecto que se presenta.

Aprobado el Diseño final de su proyecto, se da paso a la fase en la que se procede a realizar la maquetación del mismo, siguiendo los principales estándares para disponer de una estructura sólida sobre la que integrar la programación, de forma totalmente visible en todos los dispositivos y navegadores existentes en el mercado.

Con un código limpio y bien estructurado, una vez realizada la maquetación acorde al diseño aprobado en las fases anteriores, y dotando al proyecto de la agilidad y rapidez en la navegación que merece, se procede a programar la aplicación Web o las herramientas a integrar en la misma.

Todos nuestros proyectos se basan en una arquitectura solida y escalable, ofreciendo al cliente una solución ampliable en el tiempo, pudiendo de esta forma, integrar a medida que lo requiera los complementos, servicios o herramientas demandados.

Dependiendo de las opciones que haya contratado para su proyecto y le hayan sido presupuestadas se procede a la integración del contenido en la Web, bien de forma manual, bien mediante el gestor de contenidos.

Consulte los servicios que puede solicitar, de cara a la redacción de textos, servicio de traducción profesional o toma y edición tanto de fotografías como de videos.

EL proyecto supera una fase de prueba y control de funcionamiento, en el que se corrigen las posibles fallas o retoques necesarios para poder lanzar el proyecto de forma definitiva.

Esta fase nos permite ofrecer una total garantía sobre el producto que desarrollamos, pudiendo afrontar en todo momento y a coste cero cualquier incidencia sobre la aplicación.

El cliente debe tener claro que es motivo de pérdida de garantía la manipulación del código fuente por un tercero o la migración de la plataforma a otro proveedor de servicios.

Superadas las pruebas de control y con los contenidos cargados, actualizados y listos, se procede a la publicación final del proyecto en Internet.

No dude en consultarnos...