Blog



¿Es cierto el dicho "lo barato sale caro" en Internet?

02
Marzo
2016

Cuantas veces hemos oido este dicho y qué tiene de cierto. ¿Por qué tanta diferencia de precio en un mismo producto?




Queremos emprender un proyecto, en este caso en Internet y empezamos a buscar soluciones y empresas que nos aporten servicios... se suma el amigo que ha hecho un curso y te ofrece sus servicios y luego cientos de soluciones por Internet y cada una con su precio, pero todos muy dispares...

El éxito o fracaso de un proyecto en internet es el resultado de un complejo conjunto de servicios que todo el mundo debe plantearse. Si montamos una tienda cuidamos hasta el último detalle en el escaparate, el mostrador, los productos... buscamos un punto estratégico de paso de público y lanzamos publicidad en folletos, cuñas de radio...Cuando se trata de una plataforma web ¿buscamos lo mas barato?  deberíamos pensar un poco en ello, pues una web es muy similar y nuestro proyecto no debe quedar en un simple escaparate.

¿Qué servicios debo tener en cuenta?

Una web es el escaparate y como tal debe estar bien organizado, bien estructurado, con una imagen acorde a la marca o producto, según tendencias y recursos tecnológicos del momento... ¿Y los clientes? de nada sirve tener una muy buena web si los usuarios de internet no llegan a visualizarla. Tendremos que plantear estrategias de marketing basadas en herramientas y servicios que te permitan llegar a tus clientes, pero también fidelizarlos...

En nuestra trayectoria nos encontramos multitud de casos que en su día optaron por una solucion muy económica en internet que deja cojos todos los servicios que se requieren en el proceso necesario para el éxito de un proyecto y que tras el paso del tiempo, como no cumplen con los requisitos, pues son muy económicos y cerrados, nos llevan a empezar de cero con otro profesional, o a pedir la ayuda de un profesional capaz de gestionar de forma avanzada esa herramienta económica que contratamos en su día, si es que lo permite. Tambien puede llegar la sorporesa que en cuanto exigimos algo más al producto vienen las sorpresas en los precios y lo económico ya no es tan barato. Claro, ya estás con tu proyecto en marcha y te tienen agarrado, pues no pasar al producto caro implica empezar de cero.

Tambiém encontramos un amigo, un tio, un familiar que sabe del proceso y retoma el mismo, pero que no es profesional y sin dudar lo más mínimo por nuestra parte de sus conocimientos es cieto que tras invertir en esa persona una cantidad de dinero más o menos económica, desaparece por otros compromisos, pues recordemos que como no es profesional, toda su dedicación pasa a segundo plano en el momento que aparecen otras preferencias... Llamamos entonces a un profesional que no sabe lo que se encuentra y tiene que retomar en la mayoría de los casos un proyecto lleno de grietas y remiendos del que apenas conoce nada. Muchas veces es mas sencillo empezar de cero que intentar remendar lo encontrado...

Cuando una empresa ofrece un presupuesto, es porque detrás hay unos profesionales que conocen el sector, que tienen los conocimientos, que tienen las herramientas, que se forma constantemente para asesorar y afrontar los retos de cada proyecto y que ofrece una dedicación y una continuidad a los proyectos, pues su éxito profesional se basa en ofrecer un buen servicio y cumplir los objetivos de sus clientes, fidelizando a los mismos.

Aunque todo esto no es nada nuevo, si debemos pensar en ello a la hora de afrontar un proyecto en Internet, porque al igual que buscamos una empresa que nos venda los muebles de calidad, nos los instale correctamente y nos de unas garantias, en Internet ocurre lo mismo y hay muchos factores, servicios, herramientas y tecnologías que intervienen en todo el proceso. Es un error invertir en una web para disponer de presencia en internet pero escatimar en los servicios que permitirán que esa web la vea el mayor número de usuarios. Si sólo pensamos en el producto, sin reparar en el público tendremos un escaparate. Si pensamos en el público y le ofrecemos el producto que busca el resultado es algo más que ese simple escaparate.